Seleccionar página
¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE LA UE PARA NOSOTROS? 
1 MERCADO INTERIOR
  En el que las personas, los bienes, los servicios y el dinero pueden circular libremente en sus 28 Estados miembros. Este mercado interior se denomina mercado único e incluye a más de 500 millones de ciudadanos de la UE.
El mercado único de la UE ha transformado el modo en que los europeos viven, trabajan, viajan, estudian y hacen negocios. Hoy en día, jóvenes y mayores pueden decidir pasar parte de su vida en otro país de la UE.
2 ERASMUS+
  El programa Erasmus se puso en marcha hace casi 30 años con el fin de facilitar que los estudiantes realicen parte de sus estudios en una universidad de otro país de la UE.El actual programa, Erasmus+ no es solo para estudiantes universitarios, sino que también ofrece otras muchas oportunidades. Los jóvenes pueden estudiar, formarse o trabajar como voluntarios, dentro o fuera de la UE, en ámbitos muy diversos, como la asistencia social, el medio ambiente, la cultura, los jovenes, los deportes y la cooperación para el desarrollo.
3 EURO
  Los billetes y las monedas de euro se introdujeron en 2002. El euro se utiliza en 19 países de la UE y actualmente es la moneda común de más de 337 millones de ciudadanos. El hecho de contar con una moneda común en un mercado único ofrece múltiples ventajas, como permitir que personas de distintos países hagan negocios más fácilmente. Los consumidores también pueden comparar mejor los precios en su país, en el extranjero y en internet.
Las monedas de euro tienen una cara común, que muestra un mapa de Europa, pero cada país elige su propio tipo en la otra. Anna intenta adivinar de dónde proceden las distintas monedas. Intenta ayudarla.
4 PROTECCIÓN DE LOS CONSUMIDORES
  Si firmas un contrato y haces un pedido a un vendedor a domicilio, por teléfono o por correspondencia, tienes derecho a anularlo en el plazo de 14 días. Ahora la UE ha ampliado este derecho, que se aplica también a las compras por Internet.
La UE ha eliminado muchos obstáculos y barreras entre los países y sus ciudadanos. Ejemplo de ello es la aviación civil europea. La UE ha ido desmantelando gradualmente los monopolios nacionales y ha abierto las puertas a la competencia. Hoy día, todas las compañías aéreas de la UE pueden explotar servicios aéreos en cualquier ruta dentro de su territorio. Por ejemplo, es posible volar de Francia a Polonia con una línea irlandesa o alemana.
5 SIN CONTROLES FRONTERIZOS
  El espacio Schengen está formado por 22 países de la UE (azul claro) y 4 países que no pertenecen a la UE (azul oscuro). Francia y Polonia son países del espacio Schengen, así que Anna puede coger el vuelo de ida a Polonia y el de vuelta a Francia sin pasaporte.
Sin embargo, tiene que llevarse el carnet de identidad para poder identificarse como ciudadana de la UE.
6 ITINERANCIA COMO EN CASA
  Siempre que pases más tiempo en tu país que en el extranjero durante un periodo de cuatro meses, podrás aprovechar todas las ventajas de la Itinerancia como en casa. Sin embargo, si pasas la mayor parte del tiempo en el extranjero y consumes más allí que en tu país durante esos cuatro meses, el operador puede pedirte que aclares tu situación.
La Itinerancia como en casa funciona automáticamente. No necesitas activar nada. 
7 TARJETA SANITARIA EUROPEA
  Como ciudadano de la UE, si te pones enfermo repentinamente o tienes un accidente durante una estancia temporal en el extranjero, tienes derecho a los tratamientos médicos que no puedan esperar hasta el regreso a tu país.
La tarjeta sanitaria europea, expedida por la Seguridad social de tu país, atestigua que estás asegurado en un país de la UE. Con ella puedes acceder a la asistencia sanitaria pública en el extranjero pagando las mismas tarifas que los ciudadanos del país donde te encuentres. 
8 PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
  Cada año, la UE publica un informe sobre la calidad de las aguas de baño. Hace un seguimiento de la calidad del agua en más de 21 000 zonas de baño costeras y en lagos y ríos de los 28 países miembros.
En 2016 la calidad del agua fue «excelente» en el 85% de las zonas de baño de toda Europa. Las zonas que no llegaron al mínimo de calidad del agua fueron menos del 2% y su calidad se calificó de «insuficiente».
9 AYUDAR A LAS REGIONES Y PAÍSES EUROPEOS MENOS DESARROLLADOS
  La UE cofinancia miles de proyectos en regiones y ciudades de toda Europa. De esta financiación se benefician los 28 Estados miembros y sus ciudadanos.
La mayoría de los fondos se concentran en las regiones y países europeos menos desarrollados (en rojo en el mapa) para ayudarles a ponerse al nivel de los demás y reducir las diferencias económicas, sociales y territoriales que aún existen dentro de la UE
10 LA UE EN EL MUNDO
  La UE alberga el 7% de la población mundial. Este porcentaje está disminuyendo y en 2060 solo llegará al 5%. A pesar de que Europa es un continente relativamente pequeño, es importante desde el punto de vista económico. Juntos, los países de la UE constituyen una de las mayores economías del mundo, similar en tamaño a la estadounidense.
En 2012 la Unión Europea recibió el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a su compromiso con la paz, la democracia y los derechos humanos en Europa y en el mundo durante más de 60 años. La UE es la primera unión de Estados del mundo a la que se concede este honor.
11 EL PRESUPUESTO DE LA UE
  El presupuesto de la UE para 2017 asciende a 157 860 millones de euros, lo que equivale a cerca del 1% del PIB de los países miembros: el valor total de todos los bienes y servicios producidos en la UE.
A efectos comparativos, el gasto público nacional de los países de la UE representa, por término medio, el 49% de su PIB.
La mayor parte del presupuesto de la UE, el 94%, se destina a los ciudadanos, las regiones, las ciudades, los agricultores y las empresas de los Estados miembros, así como a países que no pertenecen a la UE en forma de ayuda al desarrollo.

 

CONOCE TUS DERECHOS COMO CIUDADANO EUROPEO

Ser ciudadano de la UE no requiere ningún esfuerzo: todos los ciudadanos de un país de la UE lo son también de la UE. Hay más de 500 millones de ciudadanos de la UE en 28 países. Pero, ¿qué significa ser ciudadano de la UE?

La ciudadanía de la UE implica una serie de derechos importantes. Algunos, como la libertad de circulación, son evidentes y suelen darse por sentados, pero hay otros que suponen una diferencia en nuestras vidas cotidianas, como los costes de itinerancia razonables o la posibilidad de devolver productos comprados por internet.

    1. Elecciones europeas y locales. Si vives en un país de la UE que no es el tuyo, tienes derecho a votar y a presentarte como candidato en las elecciones al Parlamento Europeo y las elecciones locales del lugar donde vives en las mismas condiciones que los ciudadanos de ese país.
    2. Haz oír tu voz. Puedes promover o apoyar una Iniciativa Ciudadana Europea, para pedir a la Comisión que incluya una cuestión en su agenda, y, si quieres quejarte de algo, puedes presentar una petición al Parlamento Europeo o una reclamación al Defensor del Pueblo Europeo.
    3. Libre circulación. Puedes estudiar, formarte y trabajar en cualquier lugar de la UE.
    4. Sanidad. Tienes derecho a recibir asistencia médica, incluso programada, en cualquier país de la UE. La UE también te garantiza un alto nivel de seguridad alimentaria.
    5. Derechos del consumidor. Puedes confiar en un tratamiento equitativo y obtener información completa y clara antes de comprar. Estás protegido al comprar por internet, si algo va mal tienes maneras de solucionar las cosas y hay normas de seguridad de los productos.
    6. Viajes. Estás protegido por una serie de derechos del pasajero, tienes una protección adicional si adquieres vacaciones combinadas y, si necesitas ayuda, puedes acudir a la embajada o consulado de cualquier país de la UE. Si tienes una discapacidad o movilidad reducida, debes poder viajar sin discriminación.
    7. Telecomunicaciones. Tienes derecho a tener líneas telefónicas fijas de calidad a precios justos en cualquier lugar de la UE. Los proveedores deben darte información transparente y actualizada de manera que te sea fácil comparar precios. Tu compañía telefónica te debe dar un contrato claro por escrito. Puedes cambiar de operador sin cambiar de número de teléfono y pagar tarifas de itinerancia justas por utilizar el móvil en cualquier lugar de la UE.
    8. Divorcios y separaciones transfronterizos. Puedes confiar en unos procedimientos legales claros y previsibles al elegir el país en que quieres divorciarte o separarte, y hacer reconocer y aplicar más fácilmente la sentencia en otro país de la UE.
    9. Derechos de las víctimas de la delincuencia y juicio justo. Si eres víctima de un delito tienes derecho a unas garantías específicas y a un juicio justo en cualquier lugar de la UE.
    10. Información y orientación. Tienes derecho a dirigirte a los organismos de la UE en tu propia lengua y a recibir información y asistencia.

INICIATIVA CIUDADANA EUROPEA

La Iniciativa Ciudadana Europea permite que un millón de ciudadanos de la Unión participen directamente en el desarrollo de las políticas de la UE, pidiendo a la Comisión Europea que presente una propuesta de legislación.

Para saber si una propuesta puede ser objeto de una iniciativa ciudadana, hay que comprobar si se refiere a una política que pertenezca a algún ámbito de competencias de la UE y en la que la Comisión esté facultada para presentar una propuesta de acto jurídico. Cuando se inscribe una iniciativa en el registro, hay que indicar las disposiciones de los Tratados (artículo u otra referencia más amplia) que los organizadores consideran pertinentes para la acción propuesta.

¿Quiénes pueden organizar una iniciativa ciudadana? ¿De qué manera?

Para poner en marcha una iniciativa ciudadana, hay que crear un comité de ciudadanos integrado como mínimo por siete ciudadanos de la UE residentes en, al menos, siete Estados miembros distintos.

Los miembros del comité deben ser ciudadanos de la UE con edad suficiente para votar* en las elecciones al Parlamento Europeo (18 años excepto en Austria, donde se vota a partir de los 16).

Las organizaciones no pueden plantear iniciativas ciudadanas. Sin embargo, se les permite promover o apoyar iniciativas, siempre que lo hagan con total transparencia.

El comité de ciudadanos debe inscribir su iniciativa en el registro de esta web antes de empezar a recoger declaraciones de apoyo de la ciudadanía. Una vez confirmada la inscripción en el registro, los organizadores disponen de un año para la recogida de firmas.

* No se exige a los ciudadanos que estén registrados en el censo electoral, sino que tengan la edad suficiente para poder votar.

 ¿Quiénes pueden firmar una iniciativa ciudadana? ¿De qué manera?

Todos los ciudadanos de la UE (nacionales de un Estado miembro) con edad suficiente para votar* en las elecciones al Parlamento Europeo (18 años excepto en Austria, donde se vota a partir de los 16) pueden firmar una iniciativa ciudadana.

Para manifestar su adhesión a una iniciativa, los ciudadanos deben rellenar un formulario específico de declaración de apoyo, facilitado por los organizadores en papel o por medios electrónicos. No es posible sumarse a una iniciativa a través de este sitio web.

* No se exige a los ciudadanos que estén registrados en el censo electoral, sino que tengan la edad suficiente para poder votar.

 ¿Qué ocurre cuando una iniciativa ciudadana obtiene un millón de firmas?

La Comisión procede al examen de la iniciativa. En los tres meses posteriores a la recepción de una iniciativa:

  • Los organizadores se reunirán con representantes de la Comisión para explicar detalladamente las cuestiones que plantea su iniciativa.
  • Los organizadores podrán presentar su iniciativa en una audiencia pública organizada en el Parlamento Europeo.
  • La Comisión aprobará un documento oficial que especifique, si las hay, las medidas que tenga la intención de proponer en respuesta a la iniciativa ciudadana y los motivos por los que haya decidido actuar o no hacerlo.

Esta respuesta consistirá en una Comunicación que recibirá la adopción formal del Colegio de Comisarios y se publicará en todas las lenguas oficiales de la UE.

La Comisión no está obligada a proponer legislación en respuesta a una iniciativa. Si opta por hacerlo, se pone en marcha el procedimiento legislativo habitual: la propuesta de la Comisión se remite al legislativo europeo (por lo general el Parlamento Europeo y el Consejo, o solo el Consejo en determinados casos) y este tiene que adoptarla para que se convierta en ley.